La administración eclesial

Así, pues, téngannos los hombres por servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios. Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel.    (1ª. Cor.  4: 1- 2

DEFINICIONES. Este verso tiene dos palabras claves:. “oikonomos”.Que proviene de dos palabras que significan administrador de la casa. Y que se traduciría como: administrador, ecónomo, intendente, mayordomo, ministro .Lleva implícito el sentido de  dignidad ya que a quien se le encargaba tal actividad debía ser persona de mucha confianza .Era la persona encargada de repartir a cada uno la porción asignada.

La otra palabra es “Mysterion”. Que se refiere a lo secreto. Misterio, religión. Cosas confiadas solo a los “iniciados” y no al pueblo común. Son los secretos que rigen

La relación de Dios con el hombre

Cuando pensamos en administrar una iglesia  nos encontramos con una dicotomía ineludible: La iglesia se mueve entre dos realidades, la secular y la espiritual. Y sin duda hay una ligera diferencia entre la administración secular que incide en la iglesia  y la mayordomía espiritual que es propia a su misma esencia.

Para afrontar la primera hemos diseñado un cursillo que nos ayude a adaptar los principios de administración secular al manejo  de la iglesia.

En esta lección nos hemos preocupado exclusivamente de la visión que la Biblia nos da de la administración desde el punto de vista eclesial.

La palabra de Dios contiene orientaciones muy claras de cómo debemos “administrar los misterios de Dios”.  Los secretos del Reino nos han sido dados a conocer para que los tengamos muy presentes al poner por obra la voluntad de Dios. No debemos perder de vista que en la administración desde el punto de vista de Dios es pedagógica. Todo está diseñado para que crezcamos y nos perfeccionemos para que la imagen de Cristo sea formada en nosotros.

1. Dios tiene un programa para su iglesia.

Los programas que nosotros ponemos en marcha son sobre todo de metodología que nos puede orientar a “COMO” hacer las cosas. Pero el fin último, la meta real ya Dios la ha diseñado. El nos llamo   para que fuésemos conforme a la imagen de su hijo. La meta es la perfección. Puesto que el propósito de la administración  eclesial es la  de que todos los ministerios son para el perfeccionamiento de los santos. Para presentar perfecto a todo hombre en Cristo. Así que el primer punto a tener en cuenta a la hora de plantearnos las metas para la iglesia es formar la imagen de Cristo en ellos.

2. El sistema financiero

Dios nos ha dejado en su Palabra un sistema financiero. No olvidemos la recomendación que nos hace la palabra de Dios  “procurando hacer las cosas honradamente, no solo delante del Señor sino también delante de los hombres”  ( 2ª.Cor.8 : 21 ).

Tenemos varios componentes de este ordenamiento:

  • Los diezmos.
  • Las ofrendas
  • Los votos.

Los ingresos vienen determinados por la décima parte de lo que de lo que recibimos como remuneración de nuestro trabajo y de aquello que Dios nos provee como ganancias de negocios extras.

También existen ingresos por ofrendas establecidas que son voluntarias y en relación a como Dios no haya prosperado. El apóstol recomienda “separar” cada semana. Todo esto ingresa al fondo que manejan los diáconos encargados de “repartir” que es la idea que podemos sacar del pasaje de los Hechos de los apóstoles.

También se produce un ingreso por motivo de cantidades que se prometen de cuantía fija para ayudar. Esta práctica está emparentada con la práctica anterior.

Los egresos también están sugeridos en la palabra de Dios:

  • El sustento del ministro.
  • La lista de las viudas.
  • La ayuda mutua.
  • Los presos
  • La provisión para la casa.

Todos estos conceptos están especificados en la apalabra de Dios y es importante que los tengamos en cuenta si vamos a ser verdaderos  “ecónomos” de los misterios de Dios.

Dios ha provisto para todo y para todos. Es necesario hacer una distribución adecuada de estos recursos y mantener las herramientas adecuadas para dar buena cuenta cuando esta sea solicitada, tales como un sistema contable fiable.

3. La relación con los administrados

La armonía espiritual permitirá que el pastor pueda desarrollar los planes de Dios para su iglesia. Todo proyecto, incluso de construcción, debe ser diseñado para promover la unidad. El pueblo debe tener la oportunidad de ver frente a si el ejemplo inspirador que le permita  tener una visión clara del Reino.

La Biblia dice  “En honor, prefiriéndoos los unos a los otros”.

4. Cómo organizar la iglesia

La Biblia nos muestra su propio esquema. Es necesario reconocer los ministerios que Dios ha colocado en su iglesia.

En  la cara a los “Romanos 12 nos dice el apóstol:

Si de profecía, si el de servicio, el que enseña, el que exhorta, el que reparte, etc.

Así que Dios nos ha organizado de tal manera que su iglesia marche bien.

El esquema seria:

  • Pastor
  • Diáconos.

Se debe entender que no son  solo diáconos los miembros de la Junta Local. Sino que la palabra diacono quiere decir servidor, ayudante. Es decir, que los diáconos tienen diferentes oficios.

5. Parámetros

Cuando organizamos y administramos la iglesia del Señor debemos de mantener presente que precisamente es Su iglesia y no la nuestra. Los servidores no se escogen según nuestro criterio, sino según el criterio de Dios.

Los servidores deben:

a). Tener buen testimonio

b). llenos de Espíritu Santo y de sabiduría.

c).Honestos.

d). Sin doblez.

e). No dados a mucho vino

f). No codiciosos de ganancias deshonestas

g). Que guarden el misterio de la fe.

h). Irreprensibles

Las diaconizas

i).No calumniadoras.

j). sobrias.

k). Fieles en todo.

l). Los diáconos gobiernen bien sus hijos y sus casas.

Todos ellos deben ser sometidos a prueba antes de ejercer el diaconado.

Bajo ningún punto de vista debemos olvidar que el cuerpo que administramos es un cuerpo espiritual y que se ha de gobernar espiritualmente.

Si aprendemos y aplicamos los principios de administración secular y no olvidamos los parámetros que Dios nos ha dejado en su Palabra para manejar su iglesia seguramente podremos esperar el apoyo y respaldo de Dios.

Por: Alvaro Torres

 

Deja un comentario

welcome