Llamados a una gran labor

 1.1  El Llamado

Lo primero que tenemos que entender es que toda solución se produce porque primero existe una necesidad.

La Biblia declara en Isaías 1:5- 6 “…Toda cabeza esta enferma y todo corazón doliente. Desde la planta del pie hasta la cabeza no hay en el cosa sana, sino herida, hinchazón y podrida llaga; no están curadas, ni vendadas, ni suavizadas con aceite”.

“y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor” San Mateo 9:36.

Cuando Dios evalúa la situación del hombre y determina que su condición es lamentable; cuando la necesidad emerge con toda fuerza, surge el llamado.

El ministro no debe olvidar jamás que la única razón que justifica la existencia de su ministerio es la necesidad que lo rodea. El ministro que no cumple con su función, no tiene razón de ser“porque el hijo del hombre no vino para ser servido sino para servir…” marcos 10:45. Nuestra misión es servir.

 

 1.2  La Incompatibilidad:

El hombre es carne. Dios es espíritu. No era posible para un ser invisible, incorpóreo, inmaterial tener una relación coherente con el hombre. Para el hombre resultaría incomprensible escuchar a un espíritu hablar de dolor, lágrimas, muerte, hambre y demás necesidades y contingencias que solo sufren los humanos. Dios es espíritu; es poderoso e inaccesible, la sola presencia de Dios hubiera destruido al hombre, porque dice la escritura: “…No me vera el hombre, y vivirá”. La fragilidad del hombre se hace mas notoria en la presencia de un “Dios Santo y omnipotente” (Éxodo 33:20 Hebreos 12:19). Era preciso encontrar un medio compatible con el hombre para poder salvarlo.

 

1.3  El Conducto Regular:

Dios hizo al hombre Señor de esta creación (Génesis 1:27-28; salmos 8:5-8) y lo    considera el conducto regular. Cada vez que Dios le quiso anunciar la salvación a los hombres, envió a un hombre.

  • A Cornelio le envió a Pedro.
  • A Saulo le envió a Ananías.
  • Y cuando “No había quien se interpusiese a favor de la tierra, el mismo se hizo hombre” (Isaías 59:16).
  1. DIOS ES SOBERANO

   2.1 Dios es Quien Llama:

El Trabajo de escoger, calificar, equipar y enviar a los hombres es exclusivo de Dios. Dios  no le ha delegado esa función a nadie. – El sabe a quien, como y por que- En efesios dice la escritura: “y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros,     evangelistas; a otros maestros,… así a los que el quiso;…” (Marcos 3:13, Efesios 4:11 ).

  1. a) Porque es la cabeza general del universo:

El salmo 10 en el verso 16 nos declara enfáticamente que

Dios es rey eternamente  y para siempre”. “Todo cuanto quiso a hecho”. De El, que es la cabeza, (Col 1:1), mana toda directriz con respecto a su plan.

 

  1. b) Porque solo él sabe cómo salvar.

Sólo Dios conoce la naturaleza real del hombre. Sólo él conoce la    magnitud de la enfermedad. Sólo él tiene el remedio que puede curar este gran mal.

  1. c) Porque sólo él tiene la capacidad:

La biblia dice que Dios busco entre los hombres, quien se pusiera a favor de la tierra, pero no hallo ninguno. (Isaías 59:16).”Porque no había justo, ni aun uno…” lo que el hombre requería para salvarse no se hallaba en la tierra, por eso Cristo lo trajo, solo Dios tenia la capacidad para salvar.

3 COMO OPERA EL LLAMADO: (COMO SE PRODUCE)

    3.1 Directo:

Dios llama de varias y múltiples maneras al hombre. En algunos casos el   llamado se produce de manera extraordinaria y directa. Tal es el caso de Moisés (Exodo3); de Saulo de Tarso (Hechos 9); el de los Apóstoles (Mateo 4:19).

En estos casos los individuos recibieron, como en el caso de Isaías, un llamado directo.

3.2 Indirecto:

El caso de Eliseo es diferente. Aunque la escogencia parte de Dios, como lo hemos explicado anteriormente, sin embargo, Eliseo no es consiente de ello sino Elías y es este ultimo quien a alarga ejecuta el llamado (1ª de Reyes 19:19).

3.3Circunstancial:

En el caso de Felipe, el llamado resulta de la circunstancia del crecimiento de la obra de Dios. Se escogieron 7 varones, fueron calificados y escogidos. Ahora bien, lo importante de este análisis es que la forma del llamado no incidió en los resultados.

Cualquiera que haya sido el método, Dios lo respaldo y los uso para el propósito que los había escogido, Aun Felipe, que pareciera la forma mas intrascendente fue un evangelista de gran éxito y Esteban un varón que marco a la iglesia por las generaciones.

4.QUE SIGNIFICA EL LLAMADO 

 4.1 Separación del Hombre para una Misión:

Todo hombre llamado por Dios debe comprender que su misión en la vida no es el trabajo social, ni el político, ni las actividades lucrativas de la vida. El es “la voz que clama en el desierto”. Mientras otros corren legítimamente detrás de otras metas, no así el hombre de Dios, que vive exclusivamente “para agradar al que lo llamo por soldado” (Hechos 9:15; 2ª Timoteo 2:4).

  4.2 Identificación del Hombre con el Propósito de Dios:

El problema del hombre no es solo su ocupación. Esta bien estar siempre ocupado en la obra de  Dios, pero además profundamente en nuestro interior debemos entender que hacer la obra de Dios es lo mejor que podemos hacer en esta vida y lo de mayor valor.

En otras palabras debemos estar motivados por el convencimiento de que esta empresa es la mas importante del mundo (Salmo 40: 7-8; Romanos 12:2).

  1. CONDICION DEL QUE HA SIDO LLAMADO

     5.1 Purificado, Jeremías 15:19:

La conversión de fe debe ser profunda para que Dios pueda purificar a un hombre y convertirlo en un instrumento “como su boca”.

 5.2 Limpieza  

En la práctica la vida de un hombre de Dios debe ser limpia y    transparente. Los malos vicios y prácticas de antes no tienen cabida en la vida del siervo de Dios.

 5.3 Autentico:

El hombre de Dios no debe ser imitador. Toda persona tiene su estilo y debe tenerlo, lo que no puede es confundir el estilo con la unción.

 

  1. LA NATURALEZA DEL HOMBRE QUE HA SIDO LLAMADO

    6.1 una relación clara de dependencia de Dios:

El ministro sabe:

  1. que no se representa así mismo
  2. que lo que predica no es suyo
  3. que sin la unción y la inspiración del Espíritu Santo nada puede (Juan 17:18, 22).

  6.2 A Favor del Pueblo

Un asunto que no esta claro para el hombre de Dios es: ¿A favor de quien estoy?

Si bien es cierto que el hombre de Dios refleja la naturaleza de Dios y su mensaje; también es cierto que Dios lo puso para que “se interpusiese”. “todo sacerdote es escogido de entre el pueblo…”  “… A favor de los hombres”, el pueblo es quien necesita ayuda y Dios le ha conseguido quien le ayude (Juan 5:7; Éxodo 32:21; Romanos 9:1-3, Hebreos 5:1).

 6.3 Debe llevar el pueblo sobre el corazón:

El trabajo del ministerio es un trabajo del corazón. A muchos les fascina la    actividad y no es bueno ser perezoso, ni negligente, pero más allá de la actividad que desarrollamos, nosotros necesitamos ponerle corazón a esto. Cuando Jesús comisiono a Pedro, no le pregunto: ¿Pedro, quieres pagar el precio? ¿Pedro estas dispuesto a sufrir? ¿Pedro estas dispuesto a esforzarte? Seguramente que todo esto habrá que enfrentarlo, pero la pregunta de Jesús fue puntual ¿Pedro, me amas? Esta condición era indispensable y necesaria (Juan 21:15-17; Éxodo 28:9-12)

 

6.4 Un varón dispuesto a ser “varón de dolores”:

El ejemplo que encontramos en Isaías 53 tiene mucho que ver con el sufrimiento moral de Jesús. “Nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido” (2ª Cor. 11:23, 29). Así como es el, así somos nosotros en el mundo

 6.5 lleno del espíritu Santo:

No hay un solo ejemplo en la palabra de Dios, de un sacerdote o ministro que ministrara sin que el aceite de la unción hubiera sido derramado sobre su cabeza. Además el hombre de Dios necesita de las habilidades del Espíritu Santo para enseñar y guiar al pueblo por el sendero trazado por Dios (Isaías 61; miqueas 3:8)

 

 

  1. REACCION DEL HOMBRE AL LLAMADO

 7.1 ¿Porque Yo?:

 

Los que nos conocemos bien, con todos nuestros defectos y debilidades y sabemos que hay otros que podrían hacerlo mejor o que tienen una mejor calidad moral y humana, no comprendemos ¿Por qué el señor decidió que fuéramos nosotros?

 

 

Pero esta es una decisión de Dios. Aceptemos humildemente que el así lo quiso.

 

7.2 Yo No Puedo:

 

La tarea que se nos plantea es tan grande y a veces complicada que mirando nuestras fuerzas concluimos que es imposible. Pero no olvidemos que el suplirá todas las cosas y que el estará con nosotros todos los días, hasta el fin del mundo.

 

7.3 No Me Van a Creer

 

No llegamos a comprender como podríamos ser convincentes. No vemos que tengamos la capacidad oratoria para llegar a persuadir a los oyentes. No olvidemos que  es el Espíritu Santo el que convence al mundo de pecado.

 

7.4 Prejuicios

  1. a) “no quiero, son enemigos”

Esta fue la reacción de Jonás, el sabía que los Ninivitas eran enemigos de su pueblo y que les harían daño. Por eso no quería predicarles. Pero nosotros a nadie conocemos según la carne y además “El amor de Cristo esta derramado en nuestros corazones”. Por eso sabemos perdonar y no hacemos acepción de personas.

 

  1. b) Son muy impíos

A veces el estado de postración de algunos pecadores es tal que nosotros no queremos predicarles a Cristo. Pero este evangelio es para todo el mundo, los discípulos de Jesús pensaron que en samaria no había nada que hacer, pero… “Los campos estaban blancos para la siega”

 

  1. LA ACEPTACION

8.1 dejándolo todo le siguieron (Mateo 9:9; Marcos 1:18)

8.2 ¿Qué quieres que haga? (Hechos 9:6)

8.3 Quemo el arado (1ª Reyes 19:21)

 

  1. ASUNTOS A DEFINIR

 9.1 ¿Quien soy yo? ¿Quién es el?:

Yo necesito tener claro que quien me llama y comisiona no es un hombre, ni un grupo de hombres. Es Dios. Cuando me pregunten ¿Quién te envió? Cuando me falte algo. Cuando tenga problemas. Lo único que me va a sostener es que yo tengo claro que fue Jesús quien me envió. No voy a esperar nada de los demás. Ni sentiré que los demás tienen un compromiso conmigo. Quine me tomo por soldado fue Jesús.

 

 

 

9.2 ¿Quién soy yo?

Yo soy un hijo de Dios, yo soy una voz que llama en el desierto, yo soy un instrumento, la obra se hará atreves de mi, pero no por mi capacidad.

 

9.3 ¿Quiénes son ellos?

Nuestros enemigos no son más fuertes que nosotros. “mas poderoso es el que esta en vosotros que el que esta en el mundo”.

 

Hno. Alvaro Torres 

Ministerio Peldaño a Peldaño

 

2 Respuestas

  1. dayana morales

    es una gran bendicion este estudio biblico porque uno como joven tambien en algunas o en la mayoria de los veces nos sentimos como sino pudieramos y desconocemos que es DIOS el que esta a nuestro lado y es el favor de DIOSmas no el de los hombres
    bendiciones

Deja un comentario

welcome